El Sonido de las Caracolas

Cuantas veces nos hemos acercado una caracola de mar al oido y nos ha parecido escuchar el sonido del mar,,, infinitas !! La cultura popular dice , que si la acercas al oido se puede escuchar el murmullo de las olas que vienen y van,, leyenda o no, estoy segura de que todo el mundo, cuando tiene una caracola en la mano, su primer impulso es escuchar el rugir del mar, porque en realidad es lo que escuchamos, o mejor , lo que queremos escuchar.
Ya sabemos que este “fenómeno” tiene una explicación científica, por supuesto que sí! pero yo, y me pongo a mi misma por ejemplo.. prefiero imaginar que es el mar, ese elemento de la madre tierra tan importante para la humanidad, prefiero pensar que lo estoy sintiendo de verdad, que ese sonido que me transporta a un lugar hermoso, donde el rugir de las olas inspira calma y me ayuda a soltar lastre emocional, ayudándome a volar con la imaginación me está permitiendo por unos instantes sentirme un espíritu libre.
El sonido que escuchamos en la caracola es la vibración del aire que hay en su interior,,, que sí, que sí, que ya lo sabemos, es importante saberlo y también es importante saber que la ciencia puede explicar y despejar muchas incógnitas, porque hay que avanzar y evolucionar, cuidar nuestra capacidad intelectual, y nuestro cuerpo, pero…. que pasa con nuestro YO interior, también hay que cuidarlo ,o no !
También hay que cuidar nuestro interior, mantener nuestra energía en positivo, y nuestra mente despejarla también de incógnitas y tensiones, y si eso lo podemos conseguir con tan solo el gesto de acercarnos una caracola de mar al oído, o llevando una Amatista como colgante a la altura del corazón, pues gracias mil a la naturaleza por facilitarnos de forma tan natural las herramientas para conseguirlo, porque las caracolas, corales, amatistas, calcedonias etc… son seres vivos también,, cada una de ellas lleva información infinita de tiempos pasados, y quizás penséis… y eso porque ??? pues porque no sale de ningún laboratorio, sino de la misma tierra…. exactamente igual que todos nosotros.
Hasta pronto….

Deja un comentario